Acá...

viernes, 25 de febrero de 2011

Today... is gonna be the day.

No sé por qué, pero esa partecita de canción se me vino a la mente... y la puse como título.
Como deben de haber deducido, voy a hablar del día de hoy, aunque sí, acaba de empezar.
Pero para contar lo que pasó hoy, debo comenzar por ayer, a las 9:00 de la noche, cuando yo veía el último capítulo de Hannah Montana en www.youtube.com.
Me llamó Ana, una amiga, y me dijo que iba a llegar antes de lo previsto. Tonteamos un rato y a la noche, cuando ella dormía, leí Caídos del Mapa 2, completo. En una noche. Soy extrañísima, lo sé.
Hoy, con mi mamá, mi hermano menor y Ana, fuimos al shopping, porque habíamos quedado que mientras mi mamá y mi hermano veían la peli del Oso Yogi, nosotras íbamos a ver la de Justin Bieber.
Estuvo bastante linda, muy emotiva y los momentos donde lo mostraba de chiquito o a los papas llorando emocionados son preciosos. Así que yo la aprobé.
Mi mamá y mi hermano me compraron el libro de Soy el número 4, mientras yo y Ana estábamos en el cine, porque su película empezaba más tarde. Cuando terminó la de Justin (abajo de todo hay una canción de él muy triste, que habla de cuando los papás se separaron, la primera vez que la escuché lloré porque me sentí identificada, y me gustaría que la conozcan si no lo hacen y la recuerden si se les olvidó), nos sentamos en Starbucks 20 minutos a esperar que terminara la peli del Oso Yogi.
Por otro lado, faltan nueve entradas para llegar a las 100 y estoy muy emocionada, les voy a hacer un premio si puedo. Espero que les guste, el premio y la canción.
Beso, Pau.

Down to earth - Justin Bieber.
Nunca pensé que sería fácil,

porque estamos tan distanciados ahora,
y las paredes se cierran sobre nosotros,
y nos preguntamos cómo...


Nadie tiene una respuesta sólida,
sólo caminamos en la oscuridad,
y puedes ver la mirada en mis ojos,
eso me hace diferente.

Así que luchamos a través del dolor,
y lloramos, lloramos, lloramos, lloramos.
Después vivimos y aprendemos,
y tratamos, tratamos, tratamos, tratamos.

Así que depende de ti,
y depende de mí,
que nos reunamos en la mitad de nuestro camino de vuelta a la Tierra,
vuelta a la Tierra, vuelta a la Tierra, en nuestro camino de vuelta a la Tierra.

Mami, siempre estuviste,
y papi vivo por ti.
Así que dime, ¿cómo podría ser esto normal?
Me dices que esto es lo mejor,
así que dime porque estoy llorando.
Tan lejos y yo ahora sólo te necesito cerca.

Así que luchamos a través del dolor,

y lloramos, lloramos, lloramos, lloramos.
Después vivimos y aprendemos,
y
tratamos, tratamos, tratamos, tratamos.

Así que depende de ti,
y depende de mí,
que nos reunamos en la mitad de nuestro camino de vuelta a la Tierra,
vuelta a la Tierra, vuelta a la Tierra, en nuestro camino de vuelta a la Tierra.

Esta
mos tan lejos de lo que solíamos ser,
ahora nos paramos y vemos adónde ir,
cuando no hay camino a tu corazón...
¡Empecemos de nuevo!

Así
que depende de ti,
y depende de mí,
que nos reunamos en la mitad de nuestro camino de vuelta a la Tierra,
vuelta a la Tierra, vuelta a la Tierra, en nuestro camino de vuelta a la Tierra.


Nunca pensé que sería fácil,

porque estamos tan distanciados ahora,

y las paredes se cierran sobre nosotros,

y nos preguntamos cómo.


PD: Estaba en el cine y me confundí a un chico que se llama Facundo con otro pibe, entonces me lo quedé mirando, y con la lucecita del celular me apuntó y pensó que estaba coqueteando con él, y le digo:
- ¡¿Facundo?!
Y me respondio "¿¿Quién??"...
...y ahí me di cuenta que tenía un piercing fosforescente en el labio.
Oops. Momento vergonzosísimo para mi.

1 comentario:

  1. Cuánto que leeS!!! Está buena la letra de la canción. No estuvo TAAAAN mal ese momento. jajaja

    ResponderEliminar